NOV
5
2019

Académicos USEK ganadores de BRAIN 2019: “La universidad nos da la libertad de presentar proyectos, y este es un proyecto que busca tener impacto en la sociedad”



El pasado 3 de octubre, los académicos de la Universidad SEK, Luis Velásquez, director del Instituto de Investigación Interdisciplinario en Ciencias Biomédicas SEK (I3CBSEK), que depende de la facultad de Ciencias de la Salud, junto con las investigadoras del mismo centro, Paula Solar y Sindy Devis, fueron premiados con el primer lugar del concurso BRAIN Chile 2019, que entrega todos los años un premio económico a proyectos destacados en innovación.

En el caso de este equipo de nuestra universidad (que llevan cerca de un año en esta casa de estudios), recibieron el reconocimiento por su proyecto RHINO, un compuesto químico que permite extender la vida útil de materiales de construcción. Luego de un proceso de aceleración de su proyecto de 6 meses junto a otros 7 equipos finalistas (de 279 participantes), resultaron ganadores de un premio de $13 millones.

Solar y Velásquez nos entregaron algunos detalles del proceso que llevaron a cabo para ganar el concurso, el impacto social que esperan que tenga y la importancia del apoyo de Universidad SEK con la innovación que están desarrollando.

¿Cuándo comenzó este proyecto? 
Paula Solar: “Partimos con la idea hace aproximadamente 3 años, pero los compuestos que nosotros utilizamos para el desarrollo con el cual nos ganamos el premio lo llevamos trabajando aproximadamente 8 o 9 años. Hemos ido pivoteando las aplicaciones, porque como científicos lo hemos visto desde un punto de vista científico, así que cambiamos un poco el paradigma para lo que es el área de innovación, de buscar cuál es el mercado más atractivo, hasta que llegamos al producto que tenemos hoy en día, con el cual nos ganamos el proyecto en BRAIN”.

¿Cómo fue el paso desde los laboratorios hacia una start-up?
Paula Solar: “Nosotros buscábamos algo que nos diera un poco más de herramientas para poder aterrizar esto y pensar en salir del famoso ‘valle de la muerte’ de los proyectos, y tener un producto que pudiera llegar realmente al mercado. Lo que uno ve generalmente en investigación es que uno hace la investigación, produce algo que tiene potencial pero que nunca llega al mercado. Entonces cómo rompemos eso, y decidimos cambiar un poco el paradigma de los fondos, y decidimos meternos a procesos que tienen más que ver con aceleración e ideas de innovación. En general en el mundo, de cada cien proyectos, ni siquiera cien ideas, sino que cien proyectos, con ideas desarrolladas y modelos de negocios, de los que llegan a vencer el famoso valle de la muerte, es solo un 1%”.

¿Qué rol cumplió Universidad SEK en este proceso?
Luis Velásquez: “Son importantes las facilidades que nos ha dado la universidad para hacerlo, porque la gran pregunta es cómo uno a través de la ciencia puede beneficiar a la población, y tener un impacto social, y la verdad es que es muy poco, porque las condiciones de la mayoría de las universidades no son las más apropiadas para hacer emprendimientos desde la universidad, y la verdad es que estamos agradecidos por eso. La universidad nos ha dado toda la libertad para poder realizar esta idea, y llevarla a cabo. La universidad nos da la libertad de presentar proyectos, y este es un tipo de proyecto que busca tener impacto en la sociedad. Nosotros cuando llegamos acá, nos dieron las facilidades que no todas las universidades las tienen, entonces en el fondo por eso estamos tan contentos”. 

¿Pueden contarnos sobre las características de su proyecto?
Luis Velásquez: “Nosotros lo que hicimos fue un cambio de paradigma; en vez de poner una capa ultra fina de impermeabilizante que se va a deteriorar, vamos a preparar un polvo que se integre en el material completo, entonces todo el material tendrá las propiedades impermeabilizantes, y eso es revolucionario, porque no importa cuánto se desgaste el concreto, el ladrillo, donde quieras ponerlo, siempre va a estar protegido contra la humedad. Estamos partiendo con incorporarlo al hormigón, maderas y pintura, entonces todas estas características estarán en lo que uno construye, con estas propiedades de aislación e impermeabilizante. Por ejemplo, en paneles de madera funciona fantástico, y eso es súper importante porque, por ejemplo, las casas más humildes se hacen con estos aglomerados de madera, y eso implica por un lado que no se van a podrir por agentes biológicos o medioambientales, y además duran más, por esto es que es un producto bueno y que tiene proyección de expansión global.   

¿Qué viene ahora para ustedes y RHINO?
Luis Velásquez: “Conseguir financiamiento, estamos conversando con empresas, como cementos Melón, Polpaico, entre otras empresas que nos han solicitado información y para eso estamos haciendo pruebas, certificaciones, porque en el área de construcción, no basta con que tengamos bonitos resultados en el laboratorio, tenemos que certificarlo, y eso es caro”. 



...


Autor:

Miguel Patiño

Periodista

Pago en Línea

Realiza tu pago en línea desde aquí.