MAR
24
2016

Kinesiología celebró ceremonia de investidura de 62 nuevos internos USEK



Ser kinesiólogo o un profesional de la salud es un proceso muy importante, donde el amor a la vocación, la constancia y el trabajo duro serán los reflejos de sus valores, ya que serán los embajadores de la Universidad y los ojos estarán sobre ustedes. Son un sello de calidad indiscutible. Son líderes, pues este hito no se regala, se gana y quienes estamos aquí lo sabemos”.


Con esa frase el decano de la Facultad de Salud y Ciencias de la Actividad Física, Sr. Mauricio Kohan Rubio, dio la apertura a esta tradición de la Universidad SEK, la cual marca el inicio de las prácticas profesionales de la quinta generación de egresados de dicha carrera, la que contó con la presencia del Rector Carlos Pereira Albornoz, la Vicerrectora Académica Eva Flandes Aguilera, autoridades y docentes de la carrera.


La autoridad junto a esa sentencia conminó a los estudiantes a “desarrollar y buscar las competencias humanas por sobre todas las cosas. Empodérense. Tendrán mayores desafíos y deberán conducir liderazgos, pero siempre recuerden, como dice el Talmud: quien salva una vida, salva el mundo entero”.


A su turno el Jefe de Carrera de Kinesiología, Cristián Ríos Munita, recordó a los estudiantes que “este día marca un hito importante en sus vidas académicas, pues estarán insertos en los centros de internado, en donde se desempañarán de manera autónoma, aplicando los conocimientos, destrezas y valores adquiridos en las aulas”.


“Fue una tarea que exigió el esfuerzo, compromiso y dedicación de nosotros como docentes, quienes en nuestra labor cotidiana, además de transmitir un saber disciplinario, los acompañamos con el propósito de optimizar al máximo su desempeño académico y personal. Esto no termina aquí, pues serán 8 meses de intenso y arduo trabajo, pero ustedes pertenecen a la carrera de Kinesiología de la Universidad SEK, la cual posee un sello diferenciador que lo deben portar con orgullo y responsabilidad, el cual construimos todos, y que se vio refrendado con la acreditación por 3 años de nuestra carrera”, añadió.


Posterior a ello llegó el momento más esperado de la ceremonia, donde los internos 2016: Marco Alarcón, Luis Álvarez, Yerko Álvarez, David Arias, Kim Arrué, José Luis Barrales, Macarena Bascuñán, Nicolle Bastías, Jorge Bravo, Guillermo Brito, Hugo Bustos, Cristián Calderón, Cristián Camposano, Yeny Carreño, Marisol Carrera, Nicolás Caudullo, Mirtha Codoceo, Nicolás Contreras, Ana Crespo, Rolando Cuadra, Francisco Delgado, Kerttyn Garrido, Fabián Godoy, Julio Hernández, Melisa Herrera, Mario Jaque, Pamela Llancao, Claudio Loayza, Pedro López, Cristóbal Martínez, Natalia Matamala, Camilo Mena, Patricio Mesina, Javier Morales, Raúl Moreno, Gaspar Moya, Nadia Muñoz, Ronald Naguil, Rodrigo Nieto, Jorge Núñez, Carla Órdenes, Claudia Orellana, Nicolás Oyarce, Roberto Peña, Sami Poblete, Katherine Quinteros, Germán Ramírez, Pamela Retamal, Michael Rodríguez, Yasmín Rodríguez, Rodrigo San Martín, Gonzalo Santander, Víctor Soto, Judith Tapia, Fernando Toledo, Alexis Ulloa, Carolina Valdivia, Aníbal Vásquez, Adriana Vélez, Cristián Venegas, Claudio Villagra y Sofía Zúñiga, recibieron un presente por el objetivo logrado.


Tras ese emotivo instante, Jefe de Carrera, Sr. Cristián Ríos, distinguió al mejor alumno de la jornada vespertina, mérito que recayó en Nicolás Caudullo, previo a lo cual explicó a la audiencia de jóvenes estudiantes que “deben cuestionar y confrontar sus conocimientos frente a los temas clínicos y kinesiológicos que vivirán a diario. Son personas con sólidas bases y conocimientos empíricos de gran valía, lo que sumado a su dedicación y sacrificio se verá reflejado en ideas brillantes e innovadoras para un mejor país”.


En tanto la distinción al mejor alumno de la jornada diurna fue para Pedro López, la cual fue entregada por el Coordinador de Campus Clínicos, Sr. Gabriel Muñoz, quien subrayó que “esta etapa debe estar marcada por el máximo respeto al ser humano, siendo cien por ciento profesionales, dando respuestas a las necesidades de las personas, pero no olviden disfrutar de esta experiencia y, por sobre todo, ser felices y amar lo que hacen”.


Finalmente a nombre de los internos el alumno Víctor Soto manifestó que “la carrera que escogimos nos llevará a aplicar los conocimientos adquiridos, que permitirá que ayudemos a personar a recobrar tanto sus capacidades físicas como emocionales, las que nos darán frutos de satisfacción, logrando el objetivo al que hemos sido guiados con vocación. Compañeros, este es el fin de un ciclo, pero el comienzo de otro al cual hemos sido llamados a cumplir con resolución y empatía hacia los enfermos, generando promoción, prevención, recuperación y rehabilitación, lo cual es sólo el principio de un sueño logrado, ser internos de kinesiología de la Universidad SEK”.



...


Autor:

Dirección de Comunicaciones

Pago en Línea

Realiza tu pago en línea desde aquí.