NOV
18
2015

Se analizaron los desafíos de la profesión en el Día del Trabajador USEK



“No dejemos de creer en el ser humano, pues somos la llama de la esperanza, pese a que el trabajador social realiza una labor anónima”, esa frase del docente USEK, Esteban Zamorano, dio la apertura a los festejos oficiales del Día del Trabajador Social en nuestra casa de estudios, ocasión en la que ponentes como el Premio Unesco-Madanjeet Singh 2014 por la Promoción de la Tolerancia y No Discriminación, Francisco Estévez; el Doctor en Trabajo Social y Sociología de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), Guillermo Sanhueza; y el Trabajador Social y Doctor en Sociología de la Universidad de Lovaina (Bélgica), Mario Sandoval, abordaron los tópicos de la discriminación, prejuicio e inclusión social.

En la actividad el Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Juan José Rondón, expuso que “el nuevo trabajador social debe velar por el derecho social, entregando bienestar a las personas y devolverle la identidad al país, el que está enfrentando un gran problema de credibilidad, justicia y legitimidad, donde es fundamental que se puede cambiar el rumbo de las decisiones que se toman en la intervención de la delincuencia juvenil”.

Tras ello Francisco Estévez, desarrolló el tema de la inclusión y participación, donde expuso que “en Chile se discrimina, aunque la mayoría diga lo contrario”, lo cual parte a su juicio “desde la errada focalización de la concepción de distinguir entre uno y otro, ya que ello se distorsiona y provoca en muchas ocasiones una discriminación”.

El Consultor en Participación Ciudadana para el Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo-CLAD, añadió a lo anterior que “la discriminación se da por relaciones de poder, por lo cual hay que empoderar a las personas a que ejerzan sus derechos, ya que ello, al igual que el prejuicio se dan en la formación cultural de las personas, lo cual debe ser desinstalado por la educación y el trabajo social”.

A su turno Mario Sandoval postuló los desafíos personales y académicos que debe desarrollar un  Trabajador Social, haciendo hincapié en un alto grado de motivación por la realización de estudios superiores, como la vocación adecuada para llevarlos a cabos, tanto desde lo académico como desde lo investigativo.

Agregó el investigador Fondecyt y docente USEK que “se debe estar al día de los desafíos teóricos y conceptuales en el campo de las ciencias sociales, aplicando metodologías de intervención social que propendan a ser integradoras y complementarias, generando conocimiento desde la práctica”.

En tanto Guillermo Sanhueza profundizó en los escenarios actuales del trabajo social, ejemplificando con estudios de lo que sucede en las cárceles, aseverando que “en ellas en vez de rehabilitar a la persona, acentúan sus desventajas iniciales frente a otras, donde los miembros de la sociedad tratarán a los más desventajados como un reflejo de la salud societal que existe en la actualidad”.

“El trabajo social y su vocación es buscar mayores niveles de justicia, donde se deben estudiar incluso el desempeño moral, lo cual es el caso de las cárceles de trasunta en una conceptualización muy especial, pues hay que considerar temas de infraestructura, maltrato y apremios, reinserción social, todo con la finalidad de revertir el alto círculo de la reincidencia”, adujo el investigador.

Para finalizar Paulina González, Jefa de Carrera de Trabajo Social USEK, concluyó que “existen nuevos escenarios y desafíos al trabajar y tratar con personas, como asimismo con las expectativas que tienen ellas, por lo que aplicar el conocimiento en la cotidianeidad, la capacidad de gestión y empoderarnos de nuestro rol, son un camino que debemos tomar y afrontar”.



...


Autor:

Dirección de Comunicaciones

Pago en Línea

Realiza tu pago en línea desde aquí.