Septiembre 2019

LATINOAMÉRICA: PANORAMA ELECTORAL Y LAS TENSIONES DEL TIAR

En las últimas semanas del mes de octubre del presente año, tres importantes países de la región, Argentina, Bolivia y Uruguay, deberán efectuar elecciones presidenciales. A diferencia de lo que puede llegar a ocurrir en  Bolivia, en donde existen altas posibilidades de que Evo Morales resulte reelecto, debido entre otras cosas a los positivos indicadores económicos que presenta el país del altiplano, en Argentina y en Uruguay se podrían generar situaciones de alternancia política. Sin embargo, es muy probable que la alternancia en el gobierno en ambos países sea de signo inverso, es decir, hacia la izquierda en el caso argentino y hacia la derecha en el caso uruguayo. 

Las elecciones argentinas están contempladas a ser efectuadas el día 27 de octubre. La contienda se decidirá entre la opción de Alberto Fernández, heredero de la tradición kichnerista, y Mauricio Macri, presidente actualmente en ejercicio, que aspira a la reelección, en representación de Propuesta Republicana (PRO) de centro-derecha. Las primarias efectuadas en el mes de agosto mostraron una amplia adhesión hacia Fernández, quien obtuvo el 47% de los votos, en desmedro de Mauricio Macri, que alcanzó el 32%. En los últimos años, el gobierno de Macri se vio enfrentado a una serie de movilizaciones y situaciones de conflicto, por parte de diversos sectores de la sociedad argentina, debido a las medidas de ajuste adoptadas desde el inicio de su mandato. En el último año, la pobreza en Argentina aumentó 8 puntos, sobrepasando levemente el 35%[1]. Es por eso que se prevee un retorno a la fórmula de los anteriores gobiernos de Nestor Kichner y de Cristina Fernández, debido a la capacidad demostrada por Alberto Fernández para canalizar el malestar y el descontento social generado por las medidas del gobierno de Macri. Encuestas realizadas con posterioridad a las primarias, hasta los ininicios del mes de septiembre, mostraron que el apoyo hacia Fernández fluctuaba entre un 52% y un 48%[2].  

Uruguay, por su parte, enfrenta elecciones que pueden afectar la continuidad del Frente Amplio, después de tres períodos sucesivos en el gobierno (2004-2020). El Frente Amplio, agrupación de centro-izquierda que surgió en vísperas de las elecciones de 1971, llegó al gobierno el 2004, al ser electo Tabaré Vásquez Presidente de la República, logrando por primera vez desplazar a los partidos tradicionales, Colorado y Nacional (también llamado Blanco). Según últimos sondeos, el candidato oficialista Daniel Martínez registra un apoyo cercano al 40%, muy por debajo lo sigue el candidato Luis Lacalle, del Partido Nacional, que no alcanza aun el 22%. Si bien el candidato del oficialismo aparece con una amplia ventaja respecto al resto de los candidatos, el elemento novedoso para estas elecciones --y que podrían afectar la continuidad del Frente Amplio-- es la cantidad de electores que se definen comoindependientes. Datos de la Encuesta Equipos, dirigida por Ignacio Zuasnabar, muestran que en un sondeo efectuado en el mes de septiembre, el porcentaje de personas que se identificaba con la derecha (31%) era levemante superior a quienes reconocían su identificación con la izquierda (29%). Asimismo, el porcentaje de personas que se decían independientes alcanzaba alrededor del 36%, cifra bastante alta en un país donde los niveles de identificación partidaria fueron siempre elevados, y considerablemente más altos en comparación con el resto del continente. Según ha explicado el propio Zuasnabar, mientras que en 2004 la población que se definía partidaria del Frente Amplio giraba en torno al 42%, en la actualidad llega solo al 27%[3]. El mencionado sondeo también evidenciaba que cerca del 47% de los encuestados evaluaba de manera negativa la situación económica nacional.  De manera que la incógnita, para las elecciones que tendrán lugar a fines de este mes de octubre, es quien de todos los abanderados y partidos en competencia logrará atraer a los votantes independientes.

Por otra parte, el gobierno uruguayo a protagonizado un importante incidente al anunciar su retiro del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Esta medida fue adoptada por el gobierno uruguayo luego de que los integrantes del TIAR decidieran sancionar al gobierno de Venezuela. De acuerdo a lo manifestado por el canciller uruguayo, Rodolfo Nin, la decisión adoptada por los miembros del TIAR constituye un pésimo precedente desde el punto de vista del derecho internacional, dado que se intentaba con ello justificar una intervención armada sobre el mencionado país del área andina. Chile fue parte de los 11 firmantes, lo que despertó duras críticas desde la oposición. Aunque el Ministro de Relaciones exteriores indicó que no apoyarían la intervención armada en contra de Venezuela, la acción del gobierno fue tildada de peligrosa por apartarse de la tradición diplomática chilena y apoyar un tratado de defensa ante un ataque armado o amenaza de la paz.

Por último, el panorama brasileño no ha estado excento de polémicas a partir de las declaraciones del Presidente Jai Bolsonaro y, especialmente, por la situación que enfrenta la Amazonía en el último tiempo. Bolsonaro pronunció un polémico discurso en el que desminitió que la Amazonía estuviera siendo devastada por incendios, asegurando además que su gobierno estaba comprometido con el tema del medio ambiente. Previo a ese discurso, Bolsonaro se había referido en duros términos a la Alta Comisionada de Naciones Unidades, la ex presidenta Michelle Bachelet, por un informe de ese organismo en el que se aludía a la reducción de los espacios democráticos en Brasil.

 

 

[1] https://elpais.com/internacional/2019/09/30/argentina/1569863901_164114.html

[2]https://www.efe.com/efe/america/politica/nuevas-encuestas-para-las-elecciones-argentinas-amplian-la-ventaja-de-alberto-fernandez/20000035-4060109

[3] https://ladiaria.com.uy/articulo/2019/9/uruguay-parece-inclinarse-hacia-el-cambio-de-gobierno-aunque-el-fa-remata-bien-las-campanas-asegura-ignacio-zuasnabar/

 

CAMBIO DE VIENTO EN MEDIO DE UNA CRECIENTE INCERTIDUMBRE POLÍTICA Y ECONÓMICA - AGOSTO 2019
 LATINOAMÉRICA: LAS DIFICULTADES DEL CAMINO A LA DEMOCRACIA - JULIO2019
 VENEZUELA DIÁLOGO EN NORUEGA- MAYO 2019
 PROSUR - ABRIL 2019